usuarios.jpg

BUENAS PRÁCTICAS

DE USO Y CUIDADO

Colocarse las lentes

iconos uso-01.jpg

PASO 1

 Lavarse meticulosamente las manos con agua y un jabón suave. Secarlas bien con una toalla limpia.

iconos uso-02.jpg

PASO 2

 Colocar la lente de contacto en el dedo índice y corroborar que esté del lado correcto.

iconos uso-03.jpg

PASO 3

Con la mano libre, sujetar el párpado superior para que no se cierre. Con los dedos libres de la mano que tiene la lente, sostener el párpado inferior hacia abajo.

iconos uso-04.jpg

PASO 4

Mirár hacia arriba y colocar suavemente la lente en la parte baja del ojo.

Soltar suavemente ambos párpados y cerrár el ojo por unos segundos. Parpadear para centrar la lente.

Exclusivo tinte azul para mayor practicidad

Quitarse las lentes

iconos uso-05.jpg

PASO 1

Lavarse meticulosamente las manos con agua y un jabón suave. Secarlas bien con una toalla limpia.

iconos uso-06.jpg

PASO 2

Mirar hacia arriba y sostener con una mano tu párpado inferior hacia abajo.

iconos uso-07.jpg

PASO 3

Con el dedo índice de la otra mano, deslizar la lente hacia la parte blanca inferior del ojo.

iconos uso-08.jpg

PASO 4

Tomar la lente haciendo pinza con el índice y pulgar y retirarla.

Limpieza y desinfección

iconos uso-09.jpg

PASO 1

Limpiar bien las lentes con una solución específica recomendada por un profesional de la salud.

iconos uso-10.jpg

PASO 2

Enjuagar bien con ayuda de una solución de enjuague también recomendada.

iconos uso-11.jpg

PASO 3

Almacenar las lentes en un estuche para ese fin, completamente desinfectado y con una solución de almacenamiento recomendada por un profesional de la salud visual.

iconos uso-12.jpg

PASO 4

Conservar las lentes en el estuche bien cerrado y nuevamente enjuagarlas con solución antes de volver a usarlas. No olvidar descartar la solución del estuche cada vez que se usa.

ALGUNAS SUGERENCIAS A TENER EN CUENTA

Siempre consulte con su profesional de la Salud Visual


No utilizar una lente cuyo embalaje esterilizado esté abierto o averiado. Seguir cuidadosamente las instrucciones de manipulación, colocación y uso del fabricante, como del profesional de la salud. Lavar y enjuagar siempre las manos antes de manipular las lentes de contacto. Colocarse las lentes antes de maquillarse y no luego. Cuidar que las lentes que no se caigan mientras se manipulan. No tocar las lentes con las uñas. Nunca utilizar un elemento extraño como pinzas de depilar, ni otro tipo de instrumento para retirar las lentes del estuche. Si sus ojos se enrojecen o irritan, retire inmediatamente las lentes y consulte con un profesional de la salud visual. No utilizar las lentes más allá del tiempo de uso recomendado por el profesional de atención oftalmológica. No utilizar más de 8 horas por día para evitar riesgos de infección. No dormir con las lentes, retirarlas antes de descansar. Evitar entrar al agua con tus lentes de contacto. El agua podría contener sustancias nocivas para los ojos. Evitar los ambientes extremadamente secos y polvorientos. Así como manipular sustancias químicas nocivas, exponerse a la humedad o a los cambios extremos de temperatura que puedan causar irritación o infecciones oculares. Evitar usar lentes de contacto en caso de sufrir una enfermedad ocular o de alergia a una sustancia que se encuentre en la composición del lente. Informar siempre en su trabajo que utiliza lentes de contacto.





PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

Siempre consulte con su profesional de la Salud Visual


No utilizar una lente cuyo embalaje esterilizado esté abierto o averiado. Seguir cuidadosamente las instrucciones de manipulación, colocación y uso del fabricante, como del profesional de la salud. Lavar y enjuagar siempre las manos antes de manipular las lentes de contacto. Colocarse las lentes antes de maquillarse y no luego. Cuidar que las lentes que no se caigan mientras se manipulan. No tocar las lentes con las uñas. Nunca utilizar un elemento extraño como pinzas de depilar, ni otro tipo de instrumento para retirar las lentes del estuche. Si sus ojos se enrojecen o irritan, retire inmediatamente las lentes y consulte con un profesional de la salud visual. No utilizar las lentes más allá del tiempo de uso recomendado por el profesional de atención oftalmológica. No utilizar más de 8 horas por día para evitar riesgos de infección. No dormir con las lentes, retirarlas antes de descansar. Evitar entrar al agua con tus lentes de contacto. El agua podría contener sustancias nocivas para los ojos. Evitar los ambientes extremadamente secos y polvorientos. Así como manipular sustancias químicas nocivas, exponerse a la humedad o a los cambios extremos de temperatura que puedan causar irritación o infecciones oculares. Evitar usar lentes de contacto en caso de sufrir una enfermedad ocular o de alergia a una sustancia que se encuentre en la composición del lente. Informar siempre en su trabajo que utiliza lentes de contacto.





PONTE EN CONTACTO

¡Gracias por tu mensaje!